Ivanka Trump tendrá una oficina en la Casa Blanca

Par dans Noticias le 21 Marzo 2017 à 4 h 33 min

MÁS INFORMACIÓN Ivanka Trump, ‘made in China’ Jared Kushner, el yernísimo de Donald Trump Trump critica a la empresa Nordstrom por desvincularse de su hija Ivanka Ivanka y Jared, la pareja más poderosa del nuevo Washington La hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump, tendrá una oficina en el Ala Oeste de la Casa

La hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump, tendrá una oficina en el Ala Oeste de la Casa Blanca, según confirmó el Gobierno, en lo que supone un reconocimiento visible del papel que viene realizando como primera dama in péctore y principal apoyo del presidente desde este que tomó posesión hace dos meses. Ivanka Trump, de 35 años, se une así a su marido, el empresario Jared Kushner, que ya levantó suspicacias cuando fue nombrado asesor sénior del presidente Donald Trump.

La confianza del presidente Donald Trump en su hija como asesora es absoluta y patente desde el día uno de su presidencia. Ivanka Trump tenía más protagonismo en la campaña electoral que su madrastra, Melania Trump. En diciembre pasado, la primera reunión que tuvo su padre como presidente electo con un líder extranjero, con el japonés Abe Shinzo en su residencia de Nueva York, ella estaba en la habitación. El entorno de Trump fue inmune a las insinuaciones sobre nepotismo.

El último episodio de este tipo ocurrió esta misma semana, cuando Ivanka Trump se sentó al lado de la canciller alemana, Angela Merkel, durante una reunión bilateral en Washington. Cuál es el papel oficial de la hija del presidente en estas ocasiones es algo que nunca ha sido aclarado completamente.

Con el puesto en la Casa Blanca, la hija del presidente, que es su sombra en cualquier acto público, confirma que es un pilar de la Administración Trump y que el círculo de confianza más íntimo del presidente se reduce a sus hijos, su yerno y el estratega jefe del Gobierno, Steve Bannon.

Un abogado que trabaja para la Primera Hija, Jamie Gorelick, confirmó a varios medios en Washington que Ivanka tendrá una oficina en el Ala Oeste, pero no estará formalmente contratada por el Gobierno ni su trabajo tendrá un título oficial. Gorelick dijo que a Ivanka se le aplicarán las mismas reglas éticas que a los empleados de la Administración. Tendrá acceso a información clasificada y un teléfono oficial. Según dijo el abogado a Politico, el papel de Trump será servir como “los ojos y los oídos” del presidente.

No hay precedentes recientes de una Administración donde un miembro de la familia del presidente tenga tanta influencia en la Casa Blanca como el matrimonio Kushner-Trump. Existen leyes federales antinepotismo que impiden nombrar a familiares para cargos en el Gobierno. Sin embargo, los abogados del Estado del Departamento de Justicia han dado cobertura legal al nombramiento de Kushner diciendo que el presidente tiene una autoridad especial en el nombramiento de su equipo. El abogado de la hija del presidente afirmó que el departamento legal de la Casa Blanca está de acuerdo con el nuevo estatus de Ivanka Trump.

El nombramiento amenaza con levantar nuevas suspicacias sobre los potenciales conflictos de intereses de la familia Trump en el poder. El presidente afirma haber dejado todos sus negocios en manos de sus hijos y no tener ninguna comunicación respecto de las decisiones que toman. En un tuit, atacó a los almacenes Nordstrom por dejar de vender la marca de ropa y complementos de Ivanka Trump. Nordstrom terminó el acuerdo porque la marca no cumplía las expectativas comerciales. La consejera de la Casa Blanca Kellyanne Conway salió después en televisión pidiendo públicamente que los espectadores compraran productos de Ivanka Trump. Ese tipo de promoción está expresamente prohibida por ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *